Hoy os traigo un libro diferente, “Persuasion” de Jane Austen, lo lei en la lectura conjunta de Folloneras Club, no he leido nada de esta autora y menos de esta epoca, iba un poco a ciegas, os animo a leer mi opinion y si lo habeis leido comentarme que os parece.

 

La última novela de la inglesa Jane Austen, completada justo meses antes de su muerte y publicada póstumamente ese mismo año. En ella Austen nos presenta la historia de Anne Elliot y su reencuentro con un viejo amor, Frederick Wentworth, años después de un compromiso terminado por el miedo y la presión familiar. La escritora explora los temas del rol de la mujer en la sociedad inglesa de principios del siglo XIX, la persuasión y la presión social, sin perder su característico estilo mordaz e irónico.

Es el primer libro que leo de la autora, he de reconocer que me ha costado bastante cogerle el hilo, hay que tener en cuenta que esta escrito en su época, no es la típica historia de amor de las de ahora, también muchos personajes y hasta que no fui avanzando un poco no encontraba su lógica, también es verdad que se se me hacia un poco pesado pero después fui retomando la historia y comenzó a gustarme.

Persuasión nos sitúa en la sociedad inglesa de principios del siglo XIX en la que vive Ana Elliot, una mujer de 27 años aún soltera que ve como no sólo ha pasado la edad apropiada para casarse, sino que su belleza y su encanto se van marchitando poco a poco. Durante su juventud, se enamoró perdidamente de Frederick Wentworth, un joven que por aquel entonces no tenía ni dinero ni posición social para reclamar la mano de Ana, hija un baronet. En cuanto Frederick quiso casarse con ella, los seres queridos de nuestra protagonista consiguieron persuadirla para que le rechazara. Después de eso ambos quedan destrozados.
Ocho años más tarde se vuelven a encontrar y tendrán que enfrentarse el uno al otro. Él lleno de dinero y reconocimiento social; ella, con la belleza perdida.

La novela está contada en tercera persona, pero se centra, sobre todo en el punto de vista de Ana Elliot, por lo que conoceremos muy a fondo sus pensamientos y sentimientos más profundos. La ventaja de estar en tercera persona es que podremos conocer otros detalles que enriquecen la obra y que de otra manera se perderían.

Ana es una mujer que ya no está en su juventud plena y que no goza de tanta belleza, pero que bajo esa apariencia no tan hermosa esconde una personalidad fuerte y compleja. Lo que más destaca es la fortaleza que tiene para afrontar todo. Acostumbrada a no ser necesitada y a obedecer siempre ve que el tiempo pasa demasiado rápido, por lo que decide luchar por hacerse con las riendas de su vida y por lo que quiere.

Frederick Wenworth es sin duda un personaje impresionante. Resentido por lo que ocurrió hace ocho años, ahora que vuelve a ver a Ana se comporta de forma distante con ella. Un personaje complejo que nos hará sufrir, nos sorprenderá, pero, sobre todo, conseguirá enamorarnos al final de la novela.
Junto a Ana encontraremos a la Lady Russel, la mejor amiga de la difunta madre de Ana que cuidó de ella y sus hermanas como si fueran sus hijas. Russel ha sido y es el principal apoyo de la protagonista, una amiga y una confidente.

El señor Walter Elliot, padre de Ana, y su hermana mayor, Isabel, son dos personajes muy parecidos entre ellos. Soberbios, engreídos y orgullosos consiguen que nos pongamos del lado de Ana y queramos alejarnos de ellos todo lo que podamos.

Además de estos, encontramos un sinfín de personajes. Tantos que en alguna ocasión llegué a perderme un poco porque no sabía ubicar a uno u a otro.

Además, nos encontramos entre sus páginas un amor real, sin ningún tipo de flechazo ni chicas bobas típico de las novelas de ahora. No, este amor es complicado, realista, lleno de celos, de persuasiones, de resentimientos.

¿Que os ha parecido? ¿Lo leerías? Si lo has leído estaría encantada de conocer tu opinión, muchísimas gracias!

 

Compártelo enShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn